Back to Blog

De MVP a Lean Management

Fecha: 9-junio-2020 Tiempo de lectura: 7 min

Author

David Bonet

No quiero sentirme orgulloso sólo de lo que he hecho, sino también de cómo lo he hecho. El fin no justifica los medios. Eso y ser feliz con mi familia

Dirigirse a un mercado no es una acción, es un proceso, y puede ser muy difícil si no se tiene una metodología que te permita descubrir cual es ese producto con un buen encaje con el mercado.

De hecho, hacer una aplicación no es la parte compleja. Lo difícil es hacer una aplicación que encaje con el mercado, que tenga un LTV (Life Time Value) mayor que el coste de adquisición de usuario y que atraiga a un número suficiente de consumidores para sobrevivir.

Al final del día no quieres una web, ni una web con usuarios, si no una web con usuarios que paguen (o cualquiera que sea tu objetivo final). Y eso es lo difícil.

En tu aventura tienes dos herramientas. Los MVP y Lean Management. Si el MVP es la punta de lanza, Lean Management es el mango.

Primero, MVP

Un MPV es mínimo por que busca tener un retorno de conocimiento con la mínima inversión. Es decir, cuando sacas un MVP, quieres hacerlo mínimo por que con la experiencia adquirida lo mejorarás o crearás otro. Con lo que el coste de un MVP tiene que ser limitado.

Aun así, la palabra clave es “Viable”. Viable significa que ese Producto Mínimo es de utilidad. El problema reside que esa “utilidad” es la que es difícil de alcanzar. Hubiera triunfado Twitter sin retweets? O sin límite de longitud de texto? Detrás de características, simples a primera vista, hay toda una metodología para encontrar lo que es “útil” para los usuarios.

MVP es la forma de probar si has alcanzado esa “utilidad”.

my img

Entra, Lean

Lean es una metodología para crear un ciclo retroalimentado de mejora continua de un producto. Como efecto, tiene la reducción de costes, más velocidad de desarrollo, mejores decisiones sobre el producto, etc.

my img

El ciclo es:

  1. Asume: Asume lo que tus usuarios quieren, imagina como podría ser.
  2. Experimenta: Diseña un experimento. Este tiene que contener:
    1. Un MVP que pueda probar a desmentir una asunción.
    2. Una definición de unos KPI, y que se considera éxito o fracaso.
  3. Mide: Lanza tu MVP y mide la reacción.
  4. Aprende: Interpreta y documenta el resultado.
  5. Repite: Con lo aprendido, imagina otra vez lo que los usuarios pueden necesitar.

Como te habrás dado cuenta, Lean incluye el concepto de MVP en cada iteración. Resalto esto para decir: MVP no es algo que haces al principio, sino una herramienta para ser usada de forma continua.

Con Lean crearás una enciclopédica de experimentos y lo que has aprendido de ellos te permitirá tomar mejores decisiones sobre tu producto. Cuando un producto se desarrolla con Lean no importa el punto de partida, ya que eventualmente encontrará la forma de ser útil al usuario.

Cuando entras en el ciclo Lean, tu empresa tiene lo que se llama “un motor de crecimiento”. Eso significa que tu equipo/s podrán operar de forma autónoma en la búsqueda para satisfacer al cliente.

my img

Con cada versión de tu aplicación irás aprendiendo y ajustando tu aplicación al mercado.

Un ejemplo de Lean

A la hora de la verdad Lean es algo que se aplica a todos los niveles en la empresa. Desde arriba hasta bajo tienen que olvidarse de lo que creen saber y usar solo conocimiento probado y documentado. Eso quiere decir que, sin experimentación, no hay decisión.

En vez de añadir nuevas características a tu aplicación, añades MVP de esas características, ves si funcionan y de ahí, con la información, decides que hacer. Igual quieres hacer algunos cambios y probar otra vez o igual quieres olvidarte de la idea. Pongamos un ejemplo.

Supongamos una empresa que ofrece entrenadores desde una APP de móvil. Esta empresa sospecha que los usuarios usarían más la app si esta les dijera que tienen que comer cada día. Algo así como un menú diario personalizado.

Primera iteración

La empresa, en vez de asumir que eso es lo que los usuarios quieren e incurrir en el coste de crear todo un sistema de recomendación automática de menús, pone a prueba su asunción.

my img

Decide crear un experimento con un MVP de esa característica. Definen el MVP como una lista de cosas saludables que comer. Básicamente, es lo mismo para todos y solo contiene unas guías generales. Como KPI deciden crear un botón para subscribirse a emails semanales con recetas. Se define como éxito si un 5% de los usuarios se subscriben en dos semanas a esa lista.

Pasadas dos semanas del lanzamiento se dan cuenta de que un 7% se ha subscrito a la lista. Éxito! Eso confirma la asunción de que los usuarios están interesado en recibir información sobre lo que comen. Ese conocimiento se documenta en la wiki de la organización.

my img

Segunda Iteración

Con esa información la empresa plantea la siguiente suposición. Los usuarios quieren tener recomendaciones personalizadas. Con eso en la mente el equipo crea el siguiente MVP. Crea varias listas a las que los usuarios se pueden subscribir con diferentes menús con distintos tipos dietas y una lista con consejos generales pero sin menús. Como KPI se define: A) La cantidad de subscritos por lista. B) A que lista están suscritos.

Se define como éxito que la cantidad de suscritos aumente.

El resultado es que el número de suscritos a la lista baja, pero de los suscritos, la mayoría se suscribe a la lista de consejos generales y a otra más. Aquí el equipo documenta los conocimientos y se prepara para interpretar los datos y crear nuevas asunciones.

my img

Tercera iteración

Después de analizar los datos el equipo decide cruzar los datos con otras métricas de la app. En concreto, la métrica más esclarecedora es que los usuarios que se suscriben a la lista de consejos generales son los que interaccionan más en el chat con los entrenadores. De ahí el equipo asume que: Los usuarios tienen necesidades muy dispares y requieren atención personalizada.

Para probar su asunción el equipo define el siguiente MVP: Permitirán añadir a los entrenadores una lista de recetas compuesta por (imagen + texto con descripción general + texto con lista de ingredientes). Como KPI se define: A) La cantidad de entrenadores que usan esta característica. B) Si los usuarios navegan por la característica.

Como éxito se define que un 10% de los entrenadores creen recetas y que un 7% de los usuarios interaccionen con las recetas al menos 2 veces por semana.

Resultado: 35% de los entrenadores crean sus recetas. Solo un 5% de los usuarios las leen. El equipo documenta estos resultados mixtos y se prepara para la siguiente fase.

my img

Cuarta iteración

El equipo decide tomarse un par de días para analizar el histórico antes de asumir nada más. Durante este tiempo se dan cuenta de que el chat está relacionado con esta característica, de ahí deciden asumir que: Los entrenadores compartirán recetas con los usuarios y esto animará a los usuarios a interaccionar con las recetas.

MVP: Botón para compartir recetas por chat. Definición de éxito: Que al menos un 20% de los entrenadores con recetas compartan recetas y que un 15% de los usuarios que han recibido una receta vuelvan a la lista de recetas del entrenador.

Resultado: Un 35% de los entrenadores comparten recetas y un 25% de los usuarios vuelven a por más recetas. Además el equipo se da cuenta de que los usuarios que reciben recetas usan mucho más la plataforma que los usuarios que no.

my img

Exito!

El proceso

Es importante notar varias cosas.

Primero es que las métricas y la validación o no de una asunción se define antes de empezar con el MVP.

Segundo, es fácil caer en “métricas de vanidad”. Hubiera sido más sencillo para el equipo medir los clics dentro de la aplicación y asumir que si suben es que van por buen camino, pero eso serían métricas para lucir y no de uso real. El equipo, en vez de eso, decide usar métricas de uso semanales, es decir, cuanta gente realmente usa esa característica recurrente-mente. Clicks, visitas, etc pueden verse alteradas por campañas de marketing, entradas a nuevos mercados, etc. Siempre intenta cuestionarte si el KPI que defines realmente representa lo que quieres averiguar.

Finalmente, este proceso puede pasar en paralelo con otras muchas características, de forma que pueden tener 5, 10, 50 experimentos en paralelo dependiendo del tamaño del equipo.

Y eso es todo por este artículo! Espero poder haberte ayudado con este post y que Lean y los MVP se conviertan en tus herramientas para descubrir lo desconocido y encontrar tu lugar en el mercado. Y recuerda…!

En Couragium

Podemos crear un MVP para probar tus ideas en el mercado y evolucionarlo con Lean. Con cada versión documentaremos el por que y los datos obtenidos. Con nosotros y Lean encajar en el mercado no es suerte, si no un proceso. Pide una cita haciendo click en “Solicitar reunión online” en el menú de la página.